miércoles, 1 de julio de 2009

AVISPAS

Unas avispas decidieron hacer un nido en el alféizar de mi ventana.
- ¡¡Qué bonitas las avispitas haciendo su nidito!!
Al cabo de unas semanas aquello cada vez era más grande y lleno de un montón de avispas iracundas que se ponían a zumbar cada vez que alguien se acercaba demasiado.
Los niños jugando con la pelota, salpicando agua... vaya un problemón.
No puede ser.
Esta noche me cargo a las avispas.
Unas rociadas (la gasolina las mata al instante) y los cuerpecitos negros y amarillos caen al suelo y el nido con todas sus larvas queda arruinado.

Se esfuma la vida.
Lo que estaba animado y lleno de genio y determinación ahora sólo es basura inofensiva.
Pienso que es una muestra de lo que un día, seguro, me ocurrirá a mí.

No hay comentarios: