martes, 20 de abril de 2010

Todo a Zen : Walt Whitman

Walt Whitman
«Canto de mí mismo»
Hojas de hierba
(Leaves of Grass) 1855















He oído lo que hablaban los habladores,
la fábula del principio y del fin.
Pero yo no hablo ni del principio ni del fin.

Nunca hubo más principio que ahora,
ni más juventud ni vejez que ahora,
ni habrá más perfección que ahora,
ni más infierno ni cielo que ahora.
Impulso, impulso, impulso,
siempre el impulso generador del mundo.

De la penumbra surgen iguales elementos contrarios,
siempre la sustancia y el crecimiento, siempre el sexo,
siempre un tejido de identidades, siempre lo diferente,
siempre la vida se engendra.

De nada sirve elaborar; los doctos y los ignorantes lo saben.

Seguros como la certidumbre más firme, seguros y afianzados,
inconmovibles, cimentados, estables.

Fuertes como un caballo, afectuosos, soberbios, eléctricos,

Yo y este misterio nos enfrentamos aquí….

No hay comentarios: