miércoles, 21 de julio de 2010

ZEN VIVO, ZEN MUERTO

Mi Maestro dice:

Un Maestro no es el que llena el vaso a su discípulo, es el que enciende una hoguera.

Hay muchos maestrillos por ahí, creadores de Escuelas(no de sangha) que creyendose poseedores de "grandes verdades", buscan discípulos para poder pasar ese agua sin que se pierda una sola gota, lo que ellos consideran Grandes Verdades no son más que conocimientos limitados y por lo tanto limitadores, conocimientos que son traspasados de Ego a Ego. Lo que en el Maestro podia tener cierto grado de vida en el discípulo solo será imitación (la sombra de un sueño en manos de un meapilas).
Ideas, teorias, filosofadas, medicinas caducadas, cuatro trucos de magia que bien aderezados con una buena puesta en escena encadenan las mentes de los discípulos.

Hay Maestros que soplan donde la gente ordinaria solo ven cenizas y encienden hogueras en el corazón de sus discipulos, de espíritu a espíritu estimulan, sugieren,
abren ventanas, provocan, te hacen caer para que te levantes por tu propio pié, te conectan directamente con la Vida.
Esos Maestros no filosofan, no curan, no hacen trucos de mágia, no marcan su territorio ni encadenan las mentes de sus discípulos.

Lo siento pero me jode ver como los nuevos ricos dilapidan la joyas del abuelo mientras tanta gente se muere de hambre.

Al fin y al cabo "arrieros somos y en el vacio nos encontraremos".

6 comentarios:

To Kai dijo...

Cuando Bankei estaba enseñando en el templo de Trymon, un monje Shinshu, que creía en la salvación a través de la repetición del nombre del Buddha Amida, estaba celoso de su gran audiencia y quería tener un debate con él.

Bankei estaba en el medio de un sermón cuando el monje apareció, pero creó tanto revuelo que Bankei dejó su discurso y preguntó a que se debía todo aquel ruido.

- El fundador de nuestra secta – empezó el monje – tiene tales poderes milagrosos que puede mover un pincel a un lado del rio, y escribir el sagrado nombre de Amida sobre un papel sujetado por un ayudante en la otra orilla. ¿Puedes tu hacer semejantes cosas?

Bankei respondió tranquilamente:
- Quizas tu maestro sea capaz de hacer semejante truco, pero ese no es el camino del Zen. Mi milagro es que cuando tengo hambre, como, y cuando tengo sed, bebo.

Muiso dijo...

Sí, amigo To Kai, así es. Vivimos una época de todoterrenismo espiritual que da pena. Yo hace unos años encontré una norma que sigo a rajatabla y que me ayuda a distinguir claramente lo superfluo de la esencia: Si alguien gana dinero por el medio....¡¡¡¡ Falsa intención, negocio ¡¡¡¡ La trasmisión es más que gratis, es un regalo. Y con el tiempo me digo y recuerdo muchas veces: " Entre el cielo y la tierra solo hay hombres y mujeres".

RAB dijo...

Por aquí lo sentimos tanto como tú.
:+

Splinter dijo...

Les doy la bienvenida a mi corazon y a mi andar, y con alegria recorro el sitio y las palabras que lo siembran.
Zen vivo, zen muerto.... hay tanto del muerto alrededor, que brisas como las que uds agitan son vitalmente necesarias.

Gracias y Gassho desde la izquierda, pero nunca mas a la izquierda que el Corazon.

Augusto Alcalde
http://zenenmovimiento.blogspot.com

Andrea Green dijo...

Pues, Me entristece leer esto. Yo soy Wiccana, y eso que ustedes comentan pasa igualmente con nosotros.
Me encanta el Budismo Zen y ando en camino de aprenderlo.
Que lastima que hayan tantas personas que con su mente retrograda siempre intenten sabotear el camino espiritual de los demas.
Saludos a todos y bendiciones.

Comando Dharma dijo...

Como dice Joan Manuel Serrat: "nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio"

A mi no me entristece la condición humana, al contrario, la creo enriquecedora.

Si Shakyamuni creó un código de conducta para sus monjes, es porque lo necesitan, por que no son perfectos. Pienso que un discípulo de Budha siempre está a medio cocer. Por eso practicamos la atención.

Practicar la atención en lo que és, tal cual és, tambien merece un espíritu crítico, y un espíritu crítico merece un espíritu compasivo, no es cuestión de dejarse tomar el pelo (si vas con la cabeza afeitada es imposible)

Gente en el error la encuentro por todas partes (comenzando por mi mismo)

Yo encontré una práctica donde me educo sobre los principios de Libertad y respeto por mi intimidad, comenzando por mi maestro.

Y ahí estoy, como dijo Shakyamuni, caer siete veces y levantarse ocho.

Salud,Gasho y buena práctica.

Juntos en los tres tesoros.
Budha, Dharma y Shanga

Toni (Comando Dharma)