miércoles, 15 de septiembre de 2010

La teva solitud (Miquel Martí i Pol)












En tant que puguis, no malbaratis
La teva solitud, dedicant-la a una absurda
recerca de no-res, ni et persegueixis
tossudament per corredors obscurs,
esporuguit per la llum dels preceptes.
Surt a ple sol i fixa’t
en coses dures. Pensa
que el joc desmesurat de les paraules
no et servirà de res si no el recolzes
damunt d’allò que et volta. Hi ha les pedres
i els arbres i la gent i tantes coses
que pots tocar amb les mans! Que no t’adonis
algun dia, amb espant, que els anys et passen
i et mous només entorn de la teva ombra.

Martí Pol escribió este poema dedicado a si mismo 
en el libro CADA MOT UN MÓN.
Shinjin.

En cuanto puedas, no malgastes
Tu soledad, dedicándola a una absurda
búsqueda de nada, ni te persigas
obsesivamente por pasadizos oscuros.
Asustado por la luz de los preceptos.
Sal a pleno sol y fíjate
en cosas duras.
Piensa que el juego desmedido de las palabras
no te servirá de nada si no te apoyas
en aquello que te rodea. Están las piedras
y los árboles y la gente y tantas cosas
que puedes tocar con las manos!
Que no te des cuenta
algún día, con sobresalto, que los años te van pasando
y te mueves sólo alrededor de tu sombra.


1 comentario:

Gloria dijo...

Hermoso, sincero y sencillo como era Martí Pol