miércoles, 10 de noviembre de 2010

El medio ambiente es un desafío industrial

La ecología no es únicamente la lógica de la economía total, es también la nueva moral del Capital. El estado de crisis interna del sistema y el rigor de la selección que está teniendo lugar son tales que se hace necesario un nuevo criterio en nombre del cual llevar a cabo semejantes elecciones. A lo largo de todas las épocas, la idea de virtud no ha sido nunca más que una invención del vicio. De no ser por la ecología, no se podría justificar la existencia hoy en día de dos ramos de alimentación, uno “sano y biológico” para los ricos y sus niños, otro notoriamente tóxico para la plebe y sus retoños abocados a la obesidad. La hiper-burguesía planetaria no sabría hacer pasar por respetable su tren de vida si sus últimos caprichos no fueran escrupulosamente “respetuosos con el medio ambiente”. Sin ecología, nada seguiría teniendo suficiente autoridad para acallar toda objeción a los progresos exorbitantes del control.

El Comité....

2 comentarios:

Siddharta dijo...

Si, però no deixa de ser cert que hauriem de moderar l'impacte dels humans sobre l'ecosistema, el medi ambient i el planeta. D'acord que l'ùs manipulador que es faci d'aquesta necessitat s'ha de denunciar. Això és un altre problema. El capitalisme s'aprofita de tot el que troba per mantenir l'explotació de l'home per l'home.

Gassho.

To Kai dijo...

Pues creo que si es el mismo problema. Estoy cansado de que los mismos que nos han metido en este embrollo ahora quieran concienciarnos a todos a golpe de campañas institucionales (que no olvidemos que pagamos nosotros). Ahora resulta que todo se va a arreglar porque reciclemos bien, nos organicemos para compartir coche, usemos bombillas de bajo consumo etc… JAJAJAJAJA Que poca vergüenza.

Si en el fondo ya los tenemos calados, ya sabemos quiénes son los que contaminan, expolian la naturaleza y nos empujan a consumir sin parar (no sé tú, pero en mi pueblo hace una semana que ya es Navidad, la iluminación desorbitada de las calles así nos lo recuerda).

Si queremos ser “ecológicos” , puede que tengamos que estar dispuestos a hacer sacrificios algo más dolorosos que pasarse al yogur bio.

doble gassho pa tí siddharta, que te lo curras bien (que lo se...)