martes, 23 de noviembre de 2010

PUEDE UN BUDISTA ESTAR DEPRIMIDO?


Leyendo el Sandokai de Sekito Kisen (700-790) me encuentro con esto:

Dentro de la luz hay oscuridad, pero no la veas como
oscuridad;
Dentro de la oscuridad hay luz, pero no lo veas como luz.
La luz y la oscuridad son relativas una a la otra,
como el pié derecho y el izquierdo al caminar.....

Por lo que recuerdo, cuando comencé a meditar era tan estúpido como ahora, continuo con mis fantasmas, los buenos y los malos, a veces estoy fantástico, feliz, pleno. A veces estoy hecho una mierda, triste, roto.

Pero hay algo incomprensible, inaprensible que me hace continuar.

A veces creo ver una sombra, intuyo que el momento presente es como un agujero negro, que se ha tragado todo mi universo, que este presente lo incluye todo y que todo se está produciendo en el mismo instante.
Creo que es mi ignorancia la que me permite que solo vea un aspecto de la realidad (lo bueno o lo malo), y ahi estoy yo, a merced de mi percepción de las cosas.

En cualquier caso y como dice uno que sabia mucho de esto (mi hermano Santoka):

Lo que es hasta hoy
se me ha permitido vivir
estiro las piernas.

3 comentarios:

Mercedes Thepinkant dijo...

No te agobies, somos seres duales. La felicidad y la tristeza son solo estados que nos hacen reaccionar. Cuando sepamos reaccionar o no reaccionar correctamente según nuestra esencia y nuestro Dharma, dejaremos de sentir esa dualidad. Hasta entonces tenemos que seguir aprendiendo.
Si te sirve de consuelo yo también me siento una mierda a veces y otras pletórica de felicidad.

Besos

Siddharta dijo...

Mercedes, Toni. A mi em passa el mateix. I encara que sé que no estic separat, de vegades em sento separat. I també em sento una merda.

theDruid dijo...

gayo