viernes, 4 de febrero de 2011

Vida y música

1 comentario:

Anónimo dijo...

Triste pero cierto, siempre vamos detrás de los resultados. No se me había ocurrido nunca el ejemplo de la música, está muy acertado.

Bueno, pero lo importante es darse cuenta, mientras sepamos lo que hacemos y porque lo hacemos supongo que estaremos en el camino correcto!

Un saludo,