miércoles, 2 de marzo de 2011

Adorar a Buda

Un monje fue a ver al Maestro zen Ma-Tsu en busca de la iluminación, y le preguntó: "¿Cuál es el mensaje último de Buda?"

El maestro replicó: "Te lo diré. Pero cuando se discuten estos temas tan solemnes debes primero hacerle una postración al Buda."

Cuando el monje se dispuso a cumplir y adoptó la posición de postrarse, el Maestro le dio una gran patada en el culo. La inesperada patada lo llevó a una risa incontrolada y disolvió totalmente sus dudas; en ese mismo instante alcanzó la "iluminación inmediata". Durante años, decía a todo el que veía: "Desde que recibí la patada de Mat-Tsu, no he podido parar de reír".

El trasero humano a menudo llamado : LA SEDE DE LA SABIDURIA,
es un buen lugar para recibir la patada de la ILUMINACION”

Mr Natural

3 comentarios:

Gloria dijo...

Es fantástica la historia, creo que nos demuestra que el ZEN no es una religión que nos hace sumisos y débiles.

Siddharta dijo...

Subhuti, lo que se llama "la religión de Buda", de hecho, no es la religión de Buda.

Del Sutra del Diamant.

Jose C dijo...

Eso NO dice el Sutra del diamante, léalo en vez de inventar