viernes, 29 de abril de 2011

Money for nothing

De: yolanda2004@jotmail.com
Asunto:
estoy nueva
Fecha:
21 de octubre de 2004
Para:
matildehernandes@jotmail.com


Hola mami:

No sabes lo que me ha pasado! No te asustes. Me he mudado a casa de unos amigos de Berta, en el corazón del antiguo barrio hippy de San francisco. Mi vida ha cambiado totalmente. Esto es flipante. Me estoy abriendo. Descubriendo a mi misma día a día, pero por dentro. Encontrándome. Tenía que contártelo. No le digas nada a papá, que ya se lo contaré yo a mi manera, para que pueda entenderlo.

Aquí hay chicos guapos y místicos por todas partes y la gente tiene buen rollito. En esta parte de la ciudad no hay locos, pobres ni feos.

Lo primero que hago al levantarme es meditación en grupo. Tienen una estatua de Buda con una fuente llena de nenúfares, ante la cual nos sentamos. Parece una payasada al principio, pero dicen que con el tiempo puedes levitar… Mark me está enseñando las posturas. El tío está bastante bueno, y es tan espiritual…

Luego nos hacemos una limpia con cristales de cuarzo que han traído unos chamanes de Brasil. La verdad es que van muy bien para la piel y sientes algo muy profundo. Se me ha quitado un lunar espantoso que guardaba los celos que tenía de pequeña. Después, preparamos el día: “Necesitamos ritos”, como dice Mark. Nos ponemos cremas libres de fosfatos, regamos las plantas y nos vamos a la playa a recitar buenos deseos. La máxima de hoy es: MUTARÉ PARA SALVAR EL MUNDO

Leo muchísimo a Ken Wilber, que es un tipo que ayuda a equilibrarte y tiene una visión progresista, de acuerdo con la cual yo estoy ascendiendo a la categoría de los memes verdes. ¡Guau!

Comemos sano – por supuesto – y sólo productos de la cooperativa alternativa. Nada de supermercados. Los alimentos son algo caros, el Sistema quiere acabar con ellos e imponer los transgénicos. (…)

De verdad. Hemos vivido como paletos y esta gente es…uff, es como de otro planeta. El rollo de la política no preocupa como en Europa. La guerra se ve muy lejos, a pesar de que esto es América y los chicos son muy pacifistas.

¿Drogas?, las justas mamá. A parte del porrito de maría, algún éxtasis ha caído, pero ya no lo necesito. La otra noche en una terapia con cirios que solemos hacer cada viernes, a la que viene un apache de verdad que me mira con ojos muy profundos, me dijeron que estoy en la Vía.

Estoy creciendo mucho, mami. No volveré a ser la misma. Necesito otros dos mil dólares hasta gestionar la beca de la Fundación Soros. Si pudieras convencer a papi, te lo agradecería mucho…....Gracias por darme la vida.

Besitos
Yolanda




Fuente: El Ajo (invierno2004)

No hay comentarios: