viernes, 8 de abril de 2011

SOBRE ARTE (ELMER DIKTONIUS)


El arte le da color a la vida, la vida le da medula al arte.

Uno no debe buscar en el arte un sustituto de la vida.
El arte no es un sucedáneo. Es vida viva.

Si el sentido del arte fuese el de adormecernos, hacernos olvidar la vida, entonces, la mejor obra de arte, la más sencilla seria un martillazo en la cabeza.

Para vivir, una obra de arte no necesita belleza, tampoco fealdad, necesita vida.

La única forma de hablar de arte, es hablar en arte: crear.

En el arte todo está permitido, pero no todo es utilizable.

Si a la obra de arte no le falta nada........es que le sobra algo.

Los hombre odian lo que no entienden y aquello que odian no podrán entenderlo nunca porque la comprensión pasa por el amor.

No me gustan los teólogos ni los estetas.... en resumidas cuentas, no me gustan las celestinas.

No es el arte lo que se debe popularizar, es la necesidad del arte lo que debe hacerse popular.

No deseo que el arte se convierta en una religión, pero, desearía que fuese un motivo fuerte para creer en la vida. En la venidera, aquí en la tierra.

El tirar por la borda todo lo viejo no es todavía crear algo nuevo.... pero, se va por buen camino.

A vosotros os lo deseo, artistas del futuro. Os deseo que tengáis una audacia: la revolucionaria, la que os haga preferir el salto al espacio en busca de un sistema de valores desconocidos, al descanso de la tierra en medio de un lodo que hiede a viejo.

Elmer Diktonius (Suecia)
De su libro "Min Dikt" 1921
Fragmento extraído de la revista Litoral

    No hay comentarios: