viernes, 10 de junio de 2011

al otro lado del rio

2 comentarios:

Comando Dharma dijo...

el buscar la otra orilla no siempre es de imbéciles.

PazzaP dijo...

Claro,depende de si la orilla en la se está es o no, esa en la que se quiere estar.


"Algunos de los antiguos maestros eran severos y duros, otros eran divertidos y otros parecían bastante desequilibrados. No existe la manera correcta de practicar Zen."

Los severos y desequilibrados son también divertidos.