miércoles, 17 de agosto de 2011

jerarquía, galones, grados, prestigio.......



Un día, Dogen dio la siguiente enseñanza: "Cuando Kaimon Zenji era abad del Monasterio Tendo en China, había un monje principal llamado Gen. Este monje compredía perfectamente el Dharma y su estudio y realización superaban incluso a los del propio abad. Una noche, Gen visitó la habitación del abad, encendió incienso, se posternó y le pidió que le nombrara susho de la parte trasera del Zendo. El Maestro le respondió: "En toda mi vida de monje he oído nada parecido. Para un monje que vive entregado a la práctica de zazén es un gran error el solicitar ser nombrado susho o querer ser jefe de los demás monjes. Tu realización de la Vía es incluso superior a la mía. ¿Para qué quieres la posición de shusho? ¿Acaso esperas promoverte en la jerarquía monástica? Personalmente, te nombraría susho e incluso abad del monasterio, pero tu actitud al venir aquí a pedírmelo es corta y estrecha. Ahora puedo comprender la razón por la cual los demás monjes no han alcanzado la iluminación. Tu actitud es la muestra de la decadéncia del Dharma de Budha." Tras decir esto estalló en lágrimas y lloró amargamente. El monje salió avergonzado y sin ningún deseo de ocupar ningún puesto importante, pero aún así el abad le nombró susho. Más tarde. Gen registró la conversación avergonzándose públicamente y mostrando las excelentes palabras de su maestro. Reflexionando sobre esto veo que los antiguos avergonzaban a aquéllos que querían hacerse personas importantes o convertirse en líderes de las gentes o alcanzar títulos y prestigio. Vosotros monjes de esta Shanga, no os preocupeis por nada que no sea vuestro despertar a la verdadera realidad".

Extraido del Shobogenzo Zuimonky (Editorial Miraguano).
Una obra imprescindible en el estudio de la Via.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Toni, et dono el link al nostre blog si el vols enganxar a "Temple zen de Les Garrigues"
http://sotozencatalunya.wordpress.com