jueves, 4 de agosto de 2011

canto del camino real


a pié, alegre, salgo al camino real,
Soy sano, soy libre, el mundo se extiende ante mi
El largo camino pardo me conducirá adonde yo quiera.

Ya no llamo a la fortuna: yo soy la fortuna,
Ya no lloriqueo, no difiero mis actos, no necesito nada,
He acabado con las quejas domésticas, con las bilbiotecas
con las críticas querellosas,
Vigoroso y contento, recorro el camino real.

La tierra, ella me basta,
Yo no exijo que las constelaciones se aproximen,
Sé que están muy bien donde están
Sé que bastan para aquellos que les pertenecen.

(sin embargo, llevo aquí mis viejos fardos deliciosos,
Los llevo, hombres y mujeres, los llevo conmigo a todas partes.
Juro que no puedo deshacerme de ellos,
Estoy lleno de ellos y los llenaré a mi vez.)


Walt Whitman

No hay comentarios: