domingo, 4 de diciembre de 2011

naranjo en flor







Primero hay que saber sufrir,
después amar, después partir
y, al fin, andar sin pensamientos.
Perfume de naranjo en flor,
promesas vanas de un amor
que se escaparon con el viento.
Después, ¿qué importa del después?
Toda mi vida es el ayer
que me detiene en el pasado.
¡Eterna y vieja juventud,
que me ha dejado acobardado
como un pájaro sin luz!

3 comentarios:

Mercedes Thepinkant dijo...

Yo todavía no se sufrir, se me atascó la lección.

Xaro La dijo...

quién no ha sido alguna vez ese pájaro sin luz?

Un abrazo toni

Frida la llorona dijo...

Es cierto, el pasado detiene la luz, el perfume e incluso vientos por llegar.

Un abrazo Toni.

Gassho