viernes, 3 de febrero de 2012

sin reservas.....



La práctica de zazen es una practica de concentración.
Abandonar todo el cuerpo, todas las células de nuestro cuerpo, desde la punta del dedo gordo de nuestro pié, hasta la cima de nuestro craneo, a zazen.
Abandonar toda nuestra actividad cerebral, nuestros pensamientos, nuestras sensaciones, nuestras emociones, a zazen.
Abandonarlo de tal manera que no quede ni el más minimo espacio entre nosotros y la práctica. Abandonarlo de tal manera que todo el universo se colme con este acto.

Tal y como el artista ejecuta un trazo sobre un papel en blanco, con todo, sin reservas.
Ejecutar un trazo, esa mezcla de experiencia, intuición, sabiduria, creación, frescura.
Lograr mantener esa actitud en cada acto de nuestra vida es la maestría creadora sin fin.


1 comentario:

Siddharta dijo...

Gràcies Comando! Cap separació, ni el més mínim espai entre aquest text i jo.

Gassho.