lunes, 23 de abril de 2012

....una lámpara en la sala del nirvana....



Si la gente que estudia el Sendero desea concentrarse en el Zen, debería sólo concentrarse en el zen del "solitario brillar de una lámpara en la sala del nirvana".
No te pongas un límite de tiempo esperando despertar con el Sendero en un determinado momento. Eso es ridículo.

Este zen no causa problemas ni sufrimientos: lo único que importa es regresar a ti mismo y confiar por completo; cuelga tu morral en un lugar alto y rompe tu báculo de peregrinaje. Endereza la columna y sé por dentro como la madera o la piedra, y por fuera como el espacio abierto.

De repente el balde de laca negra se rompe y los cinco agregados y los dieciocho elementos se aclaran y purifican; todos los seres súbitamente se liberan.

Ying-an

No hay comentarios: