domingo, 6 de mayo de 2012

el hijo del jefe



Leemos sobre la vida de Buda y sus enseñanzas, estudiamos, pero caemos en el mito, en la leyenda, en el fervor religioso y lo vemos lejos inalcanzable; un ser extraordinario, especial, mágico al que ofrecemos incienso y flores como un Dios en el que depositamos nuestras esperanzas y anhelos.


Pues bién, el hijo del jefe del clan de los shakias fué un ser privilegiado y sobreprotegido por un padre que tenia planes para él.


El hijo del jefe vivía así como un niño rico sin enterarse del sufrimiento de los que le rodeaban, hasta que un dia vió la enfermedad, el envejecimiento y la muerte e hizo una pregunta estúpida.
¿esto que veo, le pasa a todo el mundo?
¿También me pasará a mi?
El niño rico no pudo comprender por qué a él le pasaría lo mismo y entró en un proceso depresivo, de angustia vital tan fuerte que le hizo abandonar su casa justo en el día en el que nacía su primogénito.


Nueve años nueve vagando por ahí buscando alguien que le pudiera curar su herida, buscando gurús, prácticas milagrosas, insatisfecho, tirando de la cuerda cada vez mas hasta llegar al borde de la autoaniquilación. 
Tras comprender que de ese modo no iba a ninguna parte


 se sentó al pié de un arbol dispuesto a morir antes que levantarse sin haber dado respuesta a su angustia.











2 comentarios:

Smoozz Groove dijo...

Maravilloso. Y así, hemos de entender que no debemos hacer "Totem" al príncipe delos Sakya, error en el que se cae habitualmente, por que el Dharma implica el fin de asisamiento, y de "Totems". Gracias. Gásshô.

gorka dijo...

Eso es espíritu de perseverancia y gran determinación... una enorme dosis de amor por encontrar la verdad que en realidad Somos...

Gran buda shakyamuni _/\_