viernes, 15 de junio de 2012

la carniceria




Mientras cortaba, sadicamente despistado, pensaba en la esposa

mientras cortaba, sadicamente despistado, pensaba en su padre

mientras cortaba sadicamente despistado, pensaba en la suegra

mientras cortaba sadicamente despistado, pensaba en el guardia de la plaza

mientras cortaba, sadicamente despistado, pensaba en Garcia el mayorista

mientras cortaba, sadicamente despistado, pensaba en el hijo que huyó de casa

mientras cortaba, sadicamente despistado, pensaba en Lali, tan guapa!

mientras cortaba, sadicamente despistado, pensaba en la vida, tan loca, tan loca!

al final, distraido

se cortó un dedo,

la clienta aterrada,

ahogó un grito en su garganta,

pero él atento

añadió su dedo

al kilo de bistecs, diciendo

Ya lo vé señora, no vale la pena preocuparse por la gente.

No hay comentarios: