domingo, 1 de julio de 2012

un dia al sol


Ayer abandonamos la penumbra y el silencio del dojo. 
Por la mañana bien temprano recogemos lo imprescindible y plantamos nuestra cabaña en mitad de la plaza pública.

Nuestro equipaje sencillo, un pequeño altar con sus flores y su incienso para Shakyamuni, una foto de nuestro amado maestro Taisen Deshimaru, una par de zafus y zafutones, una botella de agua, un poco de información para ofrecer a la gente, una sonrisa y una caligrafia que nos recuerda la ecuanimidad en la victoria y en la derrota.








Ha sido un día largo y caluroso, lleno de pequeñas y grandes anécdotas, un buen día para continuar nuestra práctica en el Dharma.

Comando Dharma.


2 comentarios:

Xaro La dijo...

Gasho!!!

Ki dijo...

Dissabte un bonic dia.
Gassho!