sábado, 13 de octubre de 2012

Quirón (la doble herida)



Cronos intenta seducir a la bella ninfa Filira, su sobrina, pero es sistemáticamente rechazado por la muchacha. Cronos, ciego por el deseo, la persigue por cielo y tierra. Pero Filira, en su huida, se transforma en yegua, pero Cronos, se metamorfosea en caballo y la persigue hasta darle alcance. Cuando lo hace, aún ambos manteniendo su forma equina, furiosamente se entregan al acto sexual tras lo cual Cronos escapa y se pierde todo rastro entre la floresta. Filira, embarazada, conociendo la afición que tiene Cronos a devorar sus propios hijos, decide refugiarse en una cueva del Monte Pelión para dar a luz. El parto fue trabajoso, doloroso, difícil, ya que la contextura física del bebé no era normal: cuerpo y patas de caballo, torso, cabeza y brazos de Dios encarnado (antropomórficos). Su madre, al ver la fealdad de su hijo, lo abandona y huye desesperada implorando a los dioses, quienes la convierten en un árbol de tilo, cárcel preferible al recuerdo del fruto de su instinto no dominado.

Quirón abandonado por sus padres, es adoptado por Apolo y Atenea, imágenes de la razón y del logos, y criado y educado por ellos. Razón por la cual, no se parece en nada su carácter al del resto de los Centauros. Es así que Quirón vive prácticamente en soledad, refugiado en la cueva que lo vio nacer, estudiando diversas artes y desarrollando muchos conocimientos. Fue astrólogo, matemático, experto cazador y maestro de armas, músico, filósofo y sabio de gran renombre. Tal era su valía, que la mayoría de los hijos de los dioses lo tuvieron por maestro y tutor, como así también los grandes héroes. Uno de sus discípulos predilectos fue Heracles (conocido también con el nombre de Hércules), quien es una figura relevante dentro de la historia del propio Quirón.
Accidentalmente en una fiesta, un dardo suyo (con el veneno de Hidra),alcanzó a Quirón en una de sus patas y Heracles, compungido, trató de detener sus efectos, pero ya era demasiado tarde, el pobre anciano se retorcía ante el dolor cada vez más agudo de su herida, la que hubiera acabado con la vida de cualquier mortal. Pero el sabio centauro era inmortal, con lo que solo consiguió tener una herida siempre doliente y que jamás sanaría. Debido a este desafortunado acto Quirón se transformó en maestro en el Arte de curar, ya que experimentó con cada cosa que existía tanto en el cielo como en la tierra con el fin de conseguir una cura, y trasladó, más tarde, dicho conocimiento a otro de sus discípulos llamado Asclepio, más conocido como Esculapio (Padre de la ciencia médica, según los Griegos), y también utilizó dichos conocimientos para curar a innumerables personajes de la antigüedad.

Cierto día, este sabio centauro se encontraba paseando y descubrió un terrible espectáculo: Un ser humano se encontraba encadenado a una roca padeciendo un castigo horrible por mandato de los dioses. Su nombre era Prometeo, y por haber desafiado a los dioses y robado el fuego divino para entregarlo a los hombres, fue condenado a permanecer encadenado a la roca mientras durante el día un águila le devoraba el hígado, mientras que por las noches el órgano volvía a crecer… y así la pasaría hasta que otro se ofreciera voluntariamente a ocupar su lugar. Viendo esto, y sensibilizado por el dolor que el pobre humano debía soportar, Quirón se ofreció a cambiar su propia inmortalidad por la vida del condenado. Prometeo fue liberado, y en el momento en que el Centauro se transformó en mortal, y a causa de su mortal herida, Quirón murió. Su hermano Zeus, en gratitud por los muchos servicios que había prestado a los dioses, le devolvió la inmortalidad transformando su cuerpo en estrellas y, desparramándolas por el cielo, creó la constelación del Centauro.

Prof. Liliana Abaca

http://hermandadblanca.org

                                       ------------------------------------------------------------------------


Quirón representa una herida que se produce generalmente en el nacimiento o en los primeros años de la vida y que tiene que ver con su propio mito.  
De esta forma Quirón se siente abandonado por su padre (Cronos) que ha desaparecido, y rechazado por su madre.
Quirón al sentirse abandonado tuvo que cultivar su propia independencia y tender hacia la espiritualidad, 

El papel que desempeñaba Quirón era el de proporcionar a sus alumnos los valores necesarios, tanto éticos como culturales para sus posteriores conquistas heroicas.
Quirón representa nuestra relación y conflicto con la naturaleza. De la misma manera el centauro (símbolo de Sagitario)  representa las fuerzas destructivas y oscuras de la naturaleza y nos sirve como una metáfora para las mismas fuerzas irracionales que podemos encontrar en las actividades humanas, también el centauro posee unasfacultades intelectuales y racionales que debemos unir para ser
individuos completos.
Un análisis en profundidad de los mitos nos revela la integración que existe entre el instinto y el intelecto en todas las actividades de Quirón. Esta unión es esencial en el terreno de la caza, de la guerra o de la sanación.
Entonces el instinto no se usa solamente en los mecanismos biológicos de soltar energía, sino en la capacidad psicológica para lo irracional que se expresa a través de las emociones y la intuición. 
La imagen de Quirón nos recuerda que la cultura humana se basa en la integración de lo irracional con lo racional, del instinto con la inteligencia, del cuerpo con la mente. Sin embargo en nuestra cultura occidental hemos sobrevalorado lo mental, racional y científico, olvidándonos de que la otra parte también existe y que no se la puede negar o hacerla callar porque irrumpirá con mayor fuerza y violencia en nuestras vidas.
Tanto las funciones y  como la simbología de Quirón están asociados a los signos de Sagitario y Escorpio: por un lado, está asociado a la transmisión de actividades culturales como educación y ética; y por otro lado, indica la capacidad de sufrimiento, transformación y confrontación con la muerte, así como la habilidad de curar. Solo cuando hemos pasado por crisis y épocas de depresión y sufrimiento
somos capaces de comprender y ayudar a los demás con su propio dolor o herida.

Quirón representa las cosas que podemos hacer muy bien por los demás, pero que no somos capaces de hacer por nosotros mismos, o cualidades que los demás perciben de nosotros, pero que nosotros no vemos. Estas cualidades son las mismas que necesitamos para poder crecer y sanar. Nuestra propia herida es la que tiene el poder de sanar y transformarnos.

Quirón puede indicar una herencia que recibimos de nuestros padres en forma de trauma o carga, pero también significa la oportunidad de incorporar esos elementos a nuestra vida de una manera constructiva y creativa.

Resumen de un post de Helia Ramos.

1 comentario:

Ki dijo...

Muchas gracias Toni!!