domingo, 14 de abril de 2013

Cocinando una Genmai......cocinando un Dojo



Siguiendo las antiguas recetas transmitidas por nuestro abuelo en el Dharma Taisen Deshimaru.


Gen-mai para 10 personas:

4 litros de agua
300 gramos de arroz integral
1 nabo
1 zanahoria
1 puerro
1 rama de apio
1 cebolla

Gomasio:
10 cucharadas de sésamo
1 cucharada de sal
Tamari (salsa de soja)

Dojo para 10 personas:
una sala
10 zafutones
10 zafus
1 madera
1 altar para la imagen de Budha
incienso
silencio
shikantaza
mushotoku

Se pone el agua dentro de una olla lo suficientemente grande para que el arroz baile, lo suficientemente pequeña para que los granos se rocen. Se coloca al fuego y se espera el punto de ebullición.

Se toca la madera, los meditantes se sientan en zazen, se ofrece incienso al Budha, se hace sanpai, se toca la campana tres veces, comenzamos zazén.

Se limpia el arroz concienzudamente, aclarándolo hasta que el agua quede transparente.

Se hace zazén hasta que la mente quede transparente.

Cuando hierve el agua suena la campana y nos levantamos para continuar la práctica.

Ponemos el arroz en la olla a fuego fuerte

Cortamos la verduras a pequeños trozos (2-3 mm) de manera consciente, con concentración, observando que haya armonía entre nosotros y los compañeros que también están cortando la verduras (se ve la armonía cuando los trocitos parecen cortados por la misma persona).

Tostamos con mucho cuidado el sésamo mezclado con la sal, removiendolo en la sartén para que todos los granos reciban el mismo calor y se tuesten por igual. Cuando el primer grano empieza a explotar, la retiramos de fuego, lo colocamos en un bol y después lo molemos con el suribachi tradicional.

Ha pasado aproximadamente una hora, la olla ha estado vigilada en todo momento y ha llegado el momento mágico en que los granos de arroz se abren y sueltan el almidón provocando  una auténtica revolución de espuma, bajamos un poco el fuego y controlamos que no rebose el agua.

Todavía queda media hora de cocción a fuego fuerte, nosotros tomamos un té y un respiro.

Ha pasado una hora y media desde que pusimos el arroz en la olla, es el momento de añadir las verduras cortadas, de bajar el fuego y dejár que el arroz se acabe de cocer por si mismo y en su jugo.

Suena la madera, volvemos a zazen.......

40 minutos mas de cocción, de zazen, campana de kinhin, el Kyosaku observa las posturas y remueve el arroz para que no se pegue en el fondo de la olla.

campana, vuelta a zazen, 40 minutos mas de cocción, 40 minutos mas de zazen.

Acabado zazén, hacemos la ceremonia del Hannya Shingyo, al final de la ceremonia regresamos a la olla, el arroz está a punto (normalmente lo dejamos reposar toda la noche, pero esta vez hay hambre y ganas de saborear el Dharma)

Repartimos la genmai, nos sentamos y comemos en buena camaradería.
comemos zazen, comemos genmai, el momento  mágico, todo ha sido hecho con los tres espíritus del Tenzo Kyokun del maestro fundador de nuestra escuela: Dogen.

Ha sido realizado con el espíritu alegre
Ha sido realizado con el espíritu de la abuela para con sus nietos
Ha sido realizado con el espíritu amplio, sin dogmas ni prejuicios.

Damos las gracias a todos los Budhas del pasado, del presente y del futuro por regalarnos esta mañana de práctica del Dharma de la paz y la felicidad sin límites.

Dojo Zen Sho Mon Kai (pequeña puerta del océano) en Mataró (Barcelona) el dia 13 de Abril del año 2013.





5 comentarios:

Xaro La dijo...

Gracias Toni

Un abrazo en el Dharma

Ángel Hosshin dijo...

¡Y que bien entra tras la meditación de la madrugada!

Ki dijo...

Gassho!!!
Ki.

Sergi Iglesias dijo...

Excelente mañana de gen-mai, zazen y compañia
Gassho!

Siddharta dijo...

Bé, i estava boníssima!

Gassho.