miércoles, 1 de mayo de 2013

carta a mi mismo


Querido Toni:

El otro dia te descubrí diciendo que sientes una emoción salvaje por el Zen, que estabas enamorado del Zen, así que he decidido mandarte estas lineas.

olvida totalmente el Zen, la iluminación, el satori, olvidalo completamente, no vale la pena.

la via es tu vida, tu vida es la via, tu vida es el cuerpo del Dharma

¿vives completamente tu vida o sueles ir con el piloto automático?

¿vas a despertar de una puta vez o continuaras esperando el despertar?

Te acuerdas, seguro que lo has leido en alguna parte
¿qué es la educación zen?
saca la basura, ordena tus cosas, lava tu plato.
cuando comas, come, cuando bebas, bebe, cuando respires, respira, no demores un solo instante tu presencia en tu vida.

Tu vida es la via, la via es tu vida.

¿Te has preguntado de donde viene ese dolor?

No escapes, cojones, sueñas, sueñas sueñas, huyes, huyes, huyes y ya estás muerto.

De acuerdo, las palabras solo son palabras y ya estás harto de tener la mente en un sitio y la vida en otro.

De acuerdo, ya nada te cura, lo has probado todo y ya nada te cura.

Pues bién, sientate y calla.

el satori lo tienes en esa jodida rodilla, en los pies doloridos, el la cima del craneo, en el ojo del culo.

Por favor, abandona cualquier cosa que te aparte de tu vida.

Gyô Kô.





5 comentarios:

unsui dijo...

Si no te importa, hago una copia y me la mando a mi mismo

Anónimo dijo...

Querido Toni, la mala noticia es que Toni nunca estará donde esta su vida, porque no hay Toni. La buena es que no puedes apartarte una micra de tu propia vida.

Xaro La dijo...

Gracias una vez más Toni, al leerte he sentido cada palabra recorrer mi columna, no te imaginas la gran lección que me has dado

Bendito Toni
Gassho Gyô Kô

Ki dijo...

En la diana...nuevamente.
Gracias!!!
Ki

Ane Elexpe dijo...

Voy a hacer lo mismo que unsui.

De vez en cuando encuentro cosas importantes de verdad en la red. Ésta es una de ellas.

Me encanta cuando la gente se pone "en modo verdadero"

Salud