sábado, 20 de julio de 2013

silencio (thomas merton)

 

Escucha, atento -inmóvil-
a las piedras del muro.
No digas palabra,
ellas intentan
pronunciar tu nombre.


Escucha, atento -inmóvil-
a los muros que respiran
plenos de vida.
¿Quién eres? ¿Quién?
¿Silencio de quién?


¿Quén eres? No hables
imita la quietud de la piedra).
No pienses en tu esencia, mucho menos
en lo que podrás llegar a ser algún día.
¿Conoces tu identidad?
Tienes que ser ¿Pero quién?
Sé el inimaginable individuo
aquél que aún no has conocido.


Sí.
Habita el silencio
mientras poseas la vida
y todas las cosas creadas
plenas de vida
respiren a tu alrededor;
hablándole (no puedo oír)
a tu propio ser,
hablándole desde lo desconocido
que está en tu interior,
en ellas mismas.


“Trataré, como ellas,
me transformaré en mi propio silencio:
esto es realmente difícil.
Todo el universo se consume en un incendio secreto.
Las piedras también arden,
las piedras me queman.


Yo me pregunto:
¿Cómo puede un hombre permanecer en calma
o cómo puede oír la quemazón de todas las cosas?
¿Cómo puede tener el atrevimiento de sentarse junto a ellas
en ese instante en que todo su silencio se consume en las inmensas llamas?

Thomas Merton.

No hay comentarios: