martes, 22 de octubre de 2013

la seshin que nunca existió...



A veces me siento en el Dojo de Mataró  como esa aldea resistente de la Galia.

Zazen, dia a dia, golpe a golpe (de madera), verso a verso.

Ignorados o no comprendidos por personas a las que guardo en un rincon especial de mi corazón.


*************************************

pensamos que no hay práctica pequeña y que aunque seamos escasos en número y justos en energías hay que hacer un esfuerzo para que la gente de nuestro Dojo comprenda que más allá de esos muros hay un océano palpitante de vida.

Así es que cuando se alinean los planetas y mi Maestro, preparamos una Sesshin "per tutti".

Celebramos la alegría de la práctica en la intimidad de uno mismo, en la intimidad de la Shanga, eso es.

Nunca existió esa Sesshin?...... los rostros en la penunbra, anónimos atestiguan lo contrario.

Sin palabras todo queda dicho, con suavidad, sencillez, determinación.

Los que estabamos y los que no estaban, acariciando las cosas como son, viviendo en cada célula de nuestro cuerpo la experiencia de Shakyamuni.

No somos eruditos, no somos sabios, solo  rodillas empujando el suelo y  coronillas empujando el cielo.

No recuerdo apenas nada más.


Gassho a las ocho direcciones.

Gracias al Maestro Raphael Doko Triêt, a todo los que vinieron y la hicieron posible........... y un recuerdo amable para la Shanga del Centre Zen de Barcelona que un dia hizo posible la Práctica en mi.


Toni Gyô Kô Hernández.

Dojo Zen "Shô Mon Kai" en Mataró.

1 comentario:

6Q dijo...

Siento no haber podido asistir estimado amigo, pero estoy aquí y es para siempre.