viernes, 29 de noviembre de 2013

la arboleda de Jethavana (fragmento)


.....cuando es amplia la existencia
en el paisaje voluptuoso
las flores pueden brotar
los pájaros pueden cantar.

Los caballos de madera se yerguen
enhiestos en la inmensidad del tiempo,
los bueyes de piedra galopan a lo lejos,
las montañas surgiendo del cielo, son claras,
el gorgogeo del torrente no porduce sonido alguno.

Arriba en la montaña,
los monos aullan 
igual que el rocio empapa la luna de media noche.

En el bosque,
las grullas gritan,
gritan como el viento del alba 
que se enreda con los pinos.

Cuando el viento de primavera se levanta
en el interior del arbor muerto
murmura el dragón.

Cuando el otoño,
las flores mueren y caen
y se dispersan en el frio bosque.

la escalera de jade está cubierta de musgo,
los rostros toman el color de la niebla,
los sonidos y el polvo del mundo
se calman y desvanecen.

Ese sabor único
no hay ninguna manera de atraparlo.

Fuyo Dokai.

No hay comentarios: