jueves, 12 de diciembre de 2013

el Dharma de Bill Evans


Escuchad atentamente, para Bill la música es la via, es la vida.
Seais o nó músicos, en el trasfondo de sus palabras, hay puro Dharma, puro Zen.
La mente del debutante.
La forma de abordar la creación aquí y ahora.
La forma de trabajar desde lo "real", descartando lo que nos aleja de eso.
El compromiso de ser lo que se és.
el trabajo arduo, desde la base, algunos instantes sublimes e inesperados.
La forma en que la honestidad transforma el mundo.
Enseñar a descubrir lo que uno mismo lleva dentro............
La no imitación del Maestro, sino la creación natural de uno mismo.......

El reportaje el largo, es austero, es genuino, universal, como Zazen.........el dulce sabor de la nada.

Sho Gu







No hay comentarios: