sábado, 28 de diciembre de 2013

loa a zazen

 
 
Creedme si os digo que era un instrumento desafinado.
Me sorprendo de lo que estoy descubriendo:
quien habita dentro de mí.
Zazen me lo está haciendo saber.
"Sencillamente sentarse" extrae los aromas profundos de tu ser.
Soy un sencillo instrumento por donde la vida se asoma.
Mi voz se conjuga con el otro que escucha, que comparte.
Corazón abierto dispuesto a la plegaria.
Vida qué hermosa eres.
 
Tanawa

2 comentarios:

Siddharta dijo...

¡Bienvenido a casa! Y con que claridad lo dices, cuanta belleza en tus palabras, y cuanto gozo.

Un abrazo grande.

Nekete Teneke dijo...

Que bonito.