lunes, 9 de diciembre de 2013

Tanawa, ocho de diciembre (la iluminación de Budha)


Mi primera rohatsu. 
Amor pleno y absoluto por zazen.

Confirmación de la shanga, 
del maestro y maestros, 
de la búsqueda, 
de mi yo y del no-yo.

Comprensión del dolor.
 Aprendizaje de la paciencia.

 Kokoro desde las entrañas, 
desde los poros de la piel, 
del otro que me refleja
y me permite ver la verdadera naturaleza 
y que me cuida.

Lenguaje más allá de las palabras.
Agradecimiento pleno al Budha.
Tanawa

No hay comentarios: