jueves, 27 de febrero de 2014

protegiendo el Dharma, robando el Dharma


Ayer hablando con un hermano del Dharma me comentó que venia a Barcelona un Maestro Budista muy conocido y que tenia muchas ganas de ir a escuchar sus enseñanzas, pero que tenia que pagar una entrada de 22 euros para asistir y no podia hacerlo.

Soy discípulo de Budha, monje, y tengo por precepto no criticar, aunque ahora mismo me estoy muriendo de ganas de hacerlo, voy a aguantarme todas las palabras malsonantes que pasan por mi cabeza aún a riesgo de tener una úlcera de estómago.

Debemos reflexionar profundamente en que es proteger el Dharma, en que es dar el Dharma, debemos reflexionar en la utilización de los personalismos, en la utilización de la buena fe de las personas, nunca deberiamos crear "super stars", ni multinacionales personales en nombre de Budha.

Eso son actos vergonzosos para los seguidores del Budha.

Estos Maestros, no protegen el Dharma, solo se protegen a si mismos.

Lo más triste para mi, no es que haya gente que cobre 22 euros la entrada en un gran palacio de deportes donde pueden entrar miles de personas, tampoco lo es que haya gente que pague 22 euros por ir a verlo, lo más triste es que con esa entrada, se está privando del Dharma a los que no pueden pagar por oir.

"¿alguien ha oido hablar de una taquilla en el pico de los buitres, o en el parque de las gacelas...?

Pués eso, sin criticar su enseñanza, (porque no tengo un conocimiento profundo de ella), este señor que hace giras mundiales en plan Rolling Stones me ha decepcionado profundamente.

Toni Hernández.

Y ahora un poco de historia:


El Buda dio el Dhamma libremente a todos . A menudo se sometió a las dificultades e inconvenientes y , en ocasiones , incluso arriesgó su vida, con el fin de enseñar el Dhamma a otros (Ud.78) . El monje Puṇṇa se preparó para enseñar el Dhamma en un barrio donde la gente se conoce por su violencia y en la que tenía una buena oportunidad de ser maltratado o incluso peor (M.III , 269).

Hoy en día, algunos occidentales van a los países budistas tradicionales para aprender Dhamma o la meditación, regresan a sus países de origen y luego cobran por enseñar lo que les enseñaron de forma gratuita.

Del mismo modo, algunos monjes asiáticos ponen precio al Dhamma. Al hacerlo esa gente convierte al precioso Dhamma en una mercancía aunque el Buda dijo claramente : "Uno no debe hacer un negocio del Dhamma "(Ud.66) . Cuando el Buda dijo: " El regalo del Dhamma supera a todos los otros dones" (Dhp.354), quería decir con claridad que el Dhamma debería ser un don, no algo para ser vendido.

Durante el tiempo del Buda la gente sabía que los maestros de otras religiones cobraban una comisión (ācariyadhana ), pero que los que enseñan el Dhamma no esperan nada más de sus estudiantes que el respeto y la atención (AV, 347). No hay nada de malo en cobrar por la comida, el alojamiento, etc... utilizado durante un curso de meditación. Tampoco es incorrecto que un maestro acepte donaciones. Pero el cobrar una comisión, incluso si se le llama "patrocinio" o anunciar que se espera una "donación" de cierta cantidad, contradice la ética y los ideales más básicos del budismo.

 Los que enseñan el Dhamma debería ver lo que hacen como un privilegio raro y maravilloso y un acto de bondad, no un medio de vida .

A Guide to buddhism A to Z
Buddha Dhamma Mandala Society

4 comentarios:

Sergi Iglesias dijo...

El Buda enseñaba en el pico del buitre, y ahora está lleno de buitres con mucho pico.

Anónimo dijo...

Paraules encerclades de parets. Paraules mutilades de parets. Una paraula lliure no té frontera tan sols es paraula per escolta.

ll*ll

Anónimo dijo...

Ya lo dijo Kevin Johansen... Recuerdo cosas de otros tiempos, de cuando el "Alma-Zen" no tenia luces de neon, cuando el paraíso no tenia marquesinas... Todo tiene LOGO

Anónimo dijo...

Demasiado comercio es prueba de decadencia.