miércoles, 23 de julio de 2014

colmando el vaso


vaciar la mente puede ser una buena imagen
yo prefiero colmar el vaso

contemplo la postura

siento los dedos de las manos
siento el toque de las rodillas en el suelo
siento los isquiones en contacto con el zafu
siento el roce del kimono en mi nuca

contemplo la respiración
siento como se desliza lentamente
hasta el hara

sin juzgar nada de esto
sin valorar nada de esto

veo sin mirar
oigo sin escuchar
toco sin palpar
huelo sin olfatear
gusto sin saborear
pienso sin analizar

llenando el vaso de la conciencia
con sensaciones
hasta la última gota
hasta colmarlo

dejando de elaborar
nada en la mente




2 comentarios:

Xaro La dijo...

_/\_

Anónimo dijo...

¡Bonito escrito!