jueves, 20 de noviembre de 2014

simple


La plegaria que cacareas

Mi plegaria no es tu plegaria
mi plegaria es más sencilla, menos ambiciosa

Ten en cuenta que para mí
no es suficiente con decirla

yo tengo que vivir en ella.


Antonio Orihuela

del libro Todo está en otro lugar.

1 comentario:

Roberto Poveda dijo...

Gudo Nishijima -que es el meditador que aparece en la foto- aun siendo japonés supuso para mí el comienzo de una nueva forma de entender el zen más allá de los estereotipos japoneses.