viernes, 2 de enero de 2015

los peligros de la compasión






La mayor amenaza a la compasión es la tentación de sucumbir a las fantasías de la superioridad moral.

Eufóricos por el altruismo hacia los demás, podemos llegar a creernos sus salvadores.

Nos encontramos humildemente tomando la identidad de un elegido por el destino para curar el dolor mundial y mostrar el camino a la reconciliacion, la paz y la iluminación.

Nuestros consejos a los afligidos cambian imperceptiblemente a ser exortaciones a la humanidad.

Nuestras sugerencias para el proceder de un amigo, se convierten en una cruzada moral.

La compasión se expone al peligro de una percepción mesiánica y narcisista.

Si rechazamos de forma exagerada el egoismo podemos poner el peligro nuestra salud mental, fundamentada en una autoestima irónica.

Una vez el mesianismo y el narcisismo toma el control (en particular cuando está avalado por adictos y admiradores), somos incapaces de ver la realidad tal como es.

Stephen Batchelor.

1 comentario:

Ane Elexpe dijo...

Todita la razón, Comando. Por propia experiencia :(