miércoles, 4 de noviembre de 2015

Marzo Bentoso



Es la naturaleza del ego estar condicionado. 
Ese ego al que tanto odiais y con el que tanto guerreais, no va a desaparecer, a nadie le ha desaparecido nunca (mitologías aparte). 
Es esa aversión y ese rechazo a lo que es, lo que eterniza la deseperación mental. 
Esa sensación de carencia que alimenta vuestras inquietudes os lleva a beber en todos los urinarios y a desear el vínculo con las "Más Grandes Letrinas". 

¿Tan difícil es aceptar las cosas como son (incluidos egos, urinarios y letrinas)?

Cuando aceptas, el silencio se abre paso. 
Y no desplaza al ego, sino que lo abarca. 
Eso: lo incluye. 

Ya te vale gorrión, acéptate como eres y no des mas la lata.

Comentario de Marzo Bentoso (en Facebock)

(Joder!!! cuanto hecho de menos el alero del templo)

1 comentario:

Siddharta dijo...

Os recomiendo "Lo que es" de Tony Parsons o "Mil nombres para el gozo" de Byron Katie. Si los leeis contadme, por favor, cómo se llega.

Mientras tanto, yo sigo sentándome en zazen.

Gassho.