viernes, 29 de abril de 2011

Money for nothing

De: yolanda2004@jotmail.com
Asunto:
estoy nueva
Fecha:
21 de octubre de 2004
Para:
matildehernandes@jotmail.com


Hola mami:

No sabes lo que me ha pasado! No te asustes. Me he mudado a casa de unos amigos de Berta, en el corazón del antiguo barrio hippy de San francisco. Mi vida ha cambiado totalmente. Esto es flipante. Me estoy abriendo. Descubriendo a mi misma día a día, pero por dentro. Encontrándome. Tenía que contártelo. No le digas nada a papá, que ya se lo contaré yo a mi manera, para que pueda entenderlo.

Aquí hay chicos guapos y místicos por todas partes y la gente tiene buen rollito. En esta parte de la ciudad no hay locos, pobres ni feos.

Lo primero que hago al levantarme es meditación en grupo. Tienen una estatua de Buda con una fuente llena de nenúfares, ante la cual nos sentamos. Parece una payasada al principio, pero dicen que con el tiempo puedes levitar… Mark me está enseñando las posturas. El tío está bastante bueno, y es tan espiritual…

Luego nos hacemos una limpia con cristales de cuarzo que han traído unos chamanes de Brasil. La verdad es que van muy bien para la piel y sientes algo muy profundo. Se me ha quitado un lunar espantoso que guardaba los celos que tenía de pequeña. Después, preparamos el día: “Necesitamos ritos”, como dice Mark. Nos ponemos cremas libres de fosfatos, regamos las plantas y nos vamos a la playa a recitar buenos deseos. La máxima de hoy es: MUTARÉ PARA SALVAR EL MUNDO

Leo muchísimo a Ken Wilber, que es un tipo que ayuda a equilibrarte y tiene una visión progresista, de acuerdo con la cual yo estoy ascendiendo a la categoría de los memes verdes. ¡Guau!

Comemos sano – por supuesto – y sólo productos de la cooperativa alternativa. Nada de supermercados. Los alimentos son algo caros, el Sistema quiere acabar con ellos e imponer los transgénicos. (…)

De verdad. Hemos vivido como paletos y esta gente es…uff, es como de otro planeta. El rollo de la política no preocupa como en Europa. La guerra se ve muy lejos, a pesar de que esto es América y los chicos son muy pacifistas.

¿Drogas?, las justas mamá. A parte del porrito de maría, algún éxtasis ha caído, pero ya no lo necesito. La otra noche en una terapia con cirios que solemos hacer cada viernes, a la que viene un apache de verdad que me mira con ojos muy profundos, me dijeron que estoy en la Vía.

Estoy creciendo mucho, mami. No volveré a ser la misma. Necesito otros dos mil dólares hasta gestionar la beca de la Fundación Soros. Si pudieras convencer a papi, te lo agradecería mucho…....Gracias por darme la vida.

Besitos
Yolanda




Fuente: El Ajo (invierno2004)

rebento (elis regina)



Reviento, sustantivo abstracto
el acto, la creación y su momento.
Como una nueva estrella y su valor
que solo Dios conoce allá en el firmamento.
 

Reviento,como todo lo que nace
lo que fluye, lo que florece, lo que prospera.
Surgir extraño, como la flor en la piedra 

como el trigo maduro en el viento 
otras veces simplemente rebiento   
en el presente de indicativo
como la carrera de un perro rabioso
como las manos de un agricultor en activo

a veces peligrosamente
como un accidente en una central nuclear.
 

A veces porque me pongo nervioso
yo reviento
necesariamente sólo porque estoy vivo.
Reviento
La reacción inmediata
a cada sensación de abatimiento.
 

Yo reviento
El latido del corazón diciendo:
Con cada golpe de sufrimiento
Yo reviento
como un trueno en el bosque
Y la inmensidad del sonido aquí y ahora.

miércoles, 27 de abril de 2011

hara


Menos tu vientre
todo es confuso.
Menos tu vientre
todo es futuro
fugaz, pasado
baldío, turbio.
Menos tu vientre
todo es oculto,
menos tu vientre
todo inseguro,
todo es postrero
polvo sin mundo.
Menos tu vientre
todo es oscuro,
menos tu vientre
claro y profundo.

Miguel Hernández (1910-1942)

martes, 26 de abril de 2011

¿Cómo seré...


¿Cómo seré yo
cuando no sea yo?
Cuando el tiempo
haya modificado mi estructura,
y mi cuerpo sea otro,
otra mi sangre,
otros mis ojos y otros mis cabellos.

Pensaré en ti, tal vez.
Seguramente,
mis sucesivos cuerpos
-prolongándome, vivo, hacia la muerte-
se pasarán de mano en mano
de corazón a corazón,
de carne a carne,
el elemento misterioso
que determina mi tristeza
cuando te vas,
que me impulsa a buscarte ciegamente,
que me lleva a tu lado
sin remedio:
lo que la gente llama amor, en suma.

Y los ojos
-qué importa que no sean estos ojos-
te seguirán a donde vayas, fieles.

Angel Gonzalez (1922-2008)

lunes, 25 de abril de 2011

Extraños en un tren

Dos hombres viajaban en el mismo compartimento del tren....No se conocen, da la casualidad de que viajan juntos.

Uno de ellos tiene en su regazo una caja de cartón con agujeros en la tapa.

Después de un rato pensando en lo que puede haber en la caja de su compañero de viaje, el otro hombre no puede contener su curiosidad...

Dice: - "Perdone, pero no he podido evitar fijarme en su caja.......¿Es que lleva alguna especie de animal?"

El otro hombre, aunque obviamente sorprendido por la impertinente intrusión de un extraño, sonrió educadamente al responder....

- "Tiene toda la razón.Ciertamente hay un animal dentro de esta caja....y más aún, debo añadir que el animal en cuestión es una mangosta"

El primer hombre, que había preguntado, se quedó atónito ante la revelación. Agitado por la sorpresa, busca explicación a la provocativa confidencia de su extraño compañero de viaje...

- "¿Una mangosta? señor, debo confesarle que esperaba que fuese un gato, o un conejo, pero no una criatura tan exótica y excepcional. El animal que menciona excita mi curiosidad tanto que debo rogarle, señor, que me cuente más. ¿A donde se dirige con ese espécimen, si puedo preguntárselo?"

El otro hombre, el que tenía la caja sobre sus rodillas, suspiró al replicar:
- "Bueno", dijo, "es un asunto personal, ya que concierne a una tragedia familiar...""Sin embargo, como sé que puedo confiar en su discrección, no me importa compartir mi desgraciado relato con usted."

- "Verá", continua el hombre,"esta lamentable historia habla de mi hermano mayor...Siempre ha sido lo que supongo que se llamaría la oveja negra de la familia..." "Durante muchos años se ha dado a los más vulgares y comunes de los vicios, de los cuales el peor es su afición por las bebidas alcohólicas... Su alcoholismo ha llegado al punto de los últimos estertores del Delirium Tremens. Ahora mi hermano ve serpientes por todas partes, y ese es el motivo de que le lleve la mangosta, para que se deshaga de ellas."

- "Perdone", interrumpe el otro hombre confuso, "pero esas serpientes que ve su hermano....¿no son serpientes imaginarias?.

- "Cierto", replica su compañero de viaje, "Pero esta...y señala elocuentemente la caja agujereada que tiene en su regazo....es una mangosta imaginaria"

sábado, 23 de abril de 2011

Zazen, la linea recta

"Zazen es el tren nocturno que nos conduce durante el  sueño".






En las demás religiones hay que hacer esfuerzos, ir paso a paso para escalar la montaña. Zazén es el teleférico.

Cogí el teleférico en Suiza. Es un poco peligroso pero hay dos cables de seguridad que le impiden caer. Zazen es muy seguro. Algunos no hacen más que dormir o pensar en otra cosa y sin embargo lo consiguen. Incluso si dormimos, el tren noctuno nos lleva.

Taisen deshimaru (comentando las notas de su Maestro Kodo Sawaki)

Extraido de la Revista Zen

jueves, 21 de abril de 2011

Budismo, suicidio y eutanasia

Desde hace mucho tiempo Japón ha sido más consciente y sensible ante el proceso del morir que las culturas occidentales modernas. Más aún, Japón ya tiene su propio y excelente marco filosófico y experimental para enfrentar de manera efectiva "nuevos" temas de la bioética como la eutanasia. Los budistas japoneses reconocieron hace mucho tiempo lo que los occidentales están redescubriendo tan sólo recientemente: que la forma de morir, el momento preciso de la muerte, es muy importante. Esta premisa fundamental probablemente sea anterior al Budismo mismo, pero se hace muy explícita en las enseñanzas de Buda. En sus meditaciones, Buda observó que incluso la gente con buen karma alguna vez nació en situaciones adversas, y que incluso aquellos con mal karma alguna vez encontraron renacimientos inusualmente placenteros. Buda declaró que la variable crucial que gobierna el renacimiento es la naturaleza de la conciencia en el momento de la muerte. De allí que los budistas le concedieran una gran importancia al hecho de tener los pensamientos apropiados en el momento de la muerte. En dos obras del Canon Theravada, el Petavatthu y el Vimavatthu ("Historias de los difuntos"), se pueden encontrar muchos ejemplos de esta idea. Ciertamente, en muchos sütras los monjes visitan a los laicos en sus lechos de muerte para asegurar que sus pensamientos de moribundos sean saludables, y Buda recomienda que los seguidores laicos también se alienten entre sí en tales ocasiones  

El Budismo no ve la muerte como el fin de la vida, sino simplemente como una transición; el suicidio no es, por lo tanto, un escape de nada. Así, en el sangha (comunidad de los seguidores de Buda) inicial, el suicidio fue condenado en principio como una acción inapropiada. Pero los textos budistas tempranos incluyen muchos casos de suicidio que Buda mismo aceptó y perdonó. Por ejemplo, los suicidios de Vakkali y de Channa se cometieron a causa de enfermedades dolorosas e irreversibles. Es significativo, sin embargo, que la alabanza de Buda a los suicidas no se basa en el hecho de que éstos estuvieran en estados terminales, sino más bien en que sus mentes carecían de egoísmo y de deseos, y estaban iluminadas en el momento de la muerte.

Este tema queda en evidencia de manera más dramática en el ejemplo de Godhika. Este discípulo alcanzó repetidamente un nivel avanzado de samadhi, que lindaba con el parinirvâna, para luego deslizarse del estado de iluminación otra vez hacia la conciencia normal. Después de que esto pasó seis veces, Godhika juró pasar al próximo reino mientras estuviera iluminado, y tranquilamente se suicidó durante su siguiente periodo de iluminación. Aunque advirtiendo a sus otros discípulos contra el suicidio, Buda, sin embargo, bendijo y alabó la rectitud de mente y de propósito de Godhika, y declaró que éste había entrado en el nirvana. En suma, la aceptación del suicidio, incluso en la comunidad budista inicial, dependía no sólo de una enfermedad terminal, sino del estado de ecuanimidad desinteresada con el cual alguien era capaz de morir. Es interesante señalar que todos estos suicidios se realizaron porque el sujeto se clavó un cuchillo, una técnica que se volvería común en el suicidio ritual japonés posterior.

Cuando se le preguntó acerca de la moralidad de cometer suicidio para pasar al siguiente mundo, Buda no criticó esta práctica. Él hizo énfasis en que sólo una mente sin deseo podría ser capaz de ingresar en el nirvana y que, por el contrario, las mentes que desean liberarse o huir de algo mediante su muerte podrían no lograr nada. Asimismo, hay historias en los cuentos Jâtaka en las que Buda da su cuerpo (en vidas anteriores) para salvar a otros seres, tanto animales como humanos. Así, la muerte por compasión hacia otros también es alabada en las escrituras. También es sabido que en la tradición jaina se esperaba que los santos ayunaran hasta su muerte, y a partir de allí han existido algunos que han seguido esa tradición, tanto en China como en Japón.

En China se cree que un discípulo del Zendó saltó de un árbol para matarse y alcanzar la Tierra Pura. La reacción del Zendó no fue expresar que la acción del suicidio había sido correcta o errónea en sí, sino que un discípulo que quería tan fuertemente ver la Tierra Pura, está indudablemente listo para alcanzarla. Encontramos otros ejemplos más recientes en los suicidios budistas de los monjes vietnamitas que protestaban contra el gobierno de Vietnam. Aquí lo importante no es si estos relatos son todos ellos hechos históricos o no, sino que demuestran la posición consistente del Budismo frente al suicidio: no hay nada intrínsecamente erróneo en quitarse la propia vida, si no se hace con odio,furia o miedo. El asunto principal es la ecuanimidad o el estado de preparación de la mente.

En resumen, el Budismo se da cuenta de que la muerte no es el fin de nada, sino una transición. El Budismo ha reconocido desde hace mucho tiempo los derechos de las personas a determinar cuándo deberían pasar de esta existencia a la siguiente. La consideración importante aquí no es si el cuerpo vive o muere, sino si la mente puede permanecer en paz y armonía consigo misma. La tradición Jodo (la Tierra Pura) tiende a hacer énfasis en la continuidad de la vida, mientras que la tradición Zen tiende a subrayar la importancia del momento y la manera de morir. Ambas ideas están profundamente arraigadas en la conciencia japonesa.

Subhuti

Un día Subhuti, en un estado de vacuidad, estaba sentado bajo un árbol. De cuando en cuando, alguna flor caía de las ramas a su lado.

"Venimos a alabarte por tu discurso sobre el vacio" le susurraron los devas al oido.

"Pero si yo no he hablado sobre el vacio" dijo Subhuti.

"Tu no has hablado sobre el vacío, nosotros no hemos escuchado sobre el vacío", respondieron los devas. "Esto es el verdadero vacío"

Y las flores se derramaron sobre subhuti como gotas de lluvia.......

martes, 19 de abril de 2011

Cocinar sin sombra de temor











-La mejor sopa es aquella que pide a gritos ser hecha.
-El precio de la comida no guarda relación con su sabor.
-Cuando no sepas que hacer con lo que has comprado, no te preocupes más de lo necesario. Cuando llegue  el momento querrá ser cocinada de la mejor manera.
-Los platos más deliciosos y nutritivos son aquellos cocinados sin sombra de temor.
-Restituye cada cosa a su sitio. Trata bién las basuras, el camino al vertedero está cuajado de luna y estrellas.
-Comer es muy simple, cocinar también.
-El tenzo no es un santo. No sufre si no puede meditar. Las burbujas de la comida le llevan al dojo.
-!Qué hermosa está la mañana cuando salgo del dojo a remover la sopa de arroz!
-No busques tomates en invierno y, si lo haces, confórmate con los que encuentres.
-Los boniatos no solo se comen en la fiesta de Todos los Santos.
-Oye lo que digan, pero sin dejar que te ensordezcan.
-Los cuchillos son mis amigos, cortan la comida, no los dedos.
-Si quieres agasajar a alguien, no lo hagas según las costumbres de la etiqueta, primero ponle la mesa en tu corazón.
-La cocina, el Dojo, los delantales y el Kesa no están separados.
-Los ojos ávidos son incrédulos. No permitas que estropeen esta hermosa remolacha.
-El profundo verdor del perejil llenó de alegría a Ricardo.
-!Esas grandes ollas que no pesan!

Anna Lopez.
(Ella recogió mis pobres ingredientes cuando llegué al Dojo de Barcelona y cocinó un Bodhisatva)
Toni.

lunes, 18 de abril de 2011

CRISÁLIDA



Estoy presa de mi dolor
como gusano en la crisálida.
¿Cómo me desharé de este sufrimiento
que entorno a mí, yo misma he tejido?


ShinJin

viernes, 15 de abril de 2011

La lluvia de la noche pasada ha caído sobre mi biblioteca




Hacia medianoche, una noche de primavera, una lluvia mezclada con nieve
resplandecía sobre los bambúes del jardín.
Yo estaba sentado, solo en la oscura noche de primavera.
Intentaba, en vano, apaciguar mi soledad
y mi mano cogió de detrás de mí las obras de Dogen.
En la mesa, bajo la ventana abierta, encendí una lámpara,
ofrecí incienso y comencé a leer.

Cuerpo y mente abandonados son la sencilla verdad.
Entre las mil posturas y las diez mil apariencias,
el dragón juega con la joya.
Su comprensión más allá de las normas
libera de todas las depravaciones habituales.
El estilo del viejo maestro refleja la imagen de la India.

Me acuerdo de los tiempos pasados cuando vivía en Entsu-ji,
la enseñanza de mi viejo maestro sobre el Shobogenzo.
Al oírle, cambié de rumbo
y solicité permiso para leerlo y estudiarlo en la intimidad.
Sentí profundamente que, hasta ese día,
sólo había dependido de mis propias capacidades.

Después dejé a mi viejo maestro para ir en peregrinación.
¿Qué lazo existe entre Dogen y yo?
Allá donde voy, practico el Shobogenzo sinceramente.
¿Cuántas veces habré de tocar fondo?
¿Cuántas veces habré de llegar a la esencia?
En esta enseñanza nunca hay atajos.
Entonces empecé a estudiar al maestro de todas las cosas.

Cuando ahora leo las obras de Dogen,
su tono ya no se armoniza con las creencias al uso.
Ya nadie pregunta si es una joya o una piedra.
Cubierto de polvo durante quinientos años
nadie tiene ojos para reconocer el verdadero dharma.
¿Por qué se mostró toda esta elocuencia?
Anhelo los tiempos pasados, abrumado por el presente, mi corazón está agotado.

Una noche sentado cerca de mi lámpara,
mis lágrimas no podían cesar
y empaparon las obras del antiguo Buda de Eihei.
Por la mañana, mi viejo vecino entró en la cabaña
y me preguntó por qué estaba mojado el libro.
Profundamente turbado, quise hablar pero no pude.
Me era imposible dar una explicación.
Incliné la cabeza un momento y encontré estas palabras:
La lluvia de la noche pasada ha caído sobre mi biblioteca.

Ryokan (1758-1831)
Traducción de Begoña Agiriano

jueves, 14 de abril de 2011

PALABRAS DE UN GRAN MAESTRO









 "...yo Fuyodokai, monje salvaje, cuando hablo de los viejos patriarcas, tengo verguenza. Temo que mis descendientes sean demasiado blandos, demasiado débiles". 

Fuyodokai, que estaba muriéndose, continuó así: "ah, yo no puedo educaros, debéis comprender por vosotros mismos.."

AULLIDO











¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡Santo! ¡El mundo es santo! ¡El alma es santa! ¡La piel es santa! ¡La nariz es santa! ¡La lengua y la verga y la mano y el agujero del culo!

¡Todo es santo! ¡todo el mundo es santo! ¡todo lugar es santo! ¡todo día pertenece a la eternidad! ¡Todo hombre es un ángel! ¡El vagabundo es tan santo como el serafín! ¡el demente es santo como santa eres tú, alma mía! ¡La máquina de escribir es santa el poema es santo la voz es santa los oyentes son santos el éxtasis es santo! ¡Santo Peter santo Allen santo Solomon santo Lucien santo Kerouac santo Huncke santo Burroughs santo Cassady santos los desconocidos jodidos y sufrientes mendigos santos los odiosos ángeles humanos!

¡Santa mi madre en su manicomio! ¡Santas las vergas de los abuelos de Kansas! ¡Santo el quejumbroso saxofón! ¡Santo el apocalipsis bop! ¡Santas las bandas de jazz los pasotas la marihuana la paz & droga & batería! ¡Santas las soledades de rascacielos y aceras! ¡Santas las cafeterías atestadas por los millones! ¡Santos los misteriosos ríos de lágrimas que corren bajo las calles!

¡Santo el solitario juggernaut! ¡Santo el vasto borrego de la clase media! ¡Santos los pastores dementes de la rebelión! ¡Aquel a quien le gustan Los Angeles ES Los Angeles! ¡Santo Nueva York Santo San Francisco Santo Peoría & Seattle Santo París Santo Tánger Santo Moscú Santo Estambul! ¡Santo el tiempo en la eternidad santa la eternidad en el tiempo santos los relojes en el espacio santa la cuarta dimensión santa la quinta Internacional santo el Angel en Moloch! ¡Santo el mar santo el desierto santa la vía férrea santa la locomotora santas las visiones santas las alucinaciones santos los milagros santo el globo ocular santo el abismo!

¡Santo el perdón! ¡misericordia! ¡caridad! ¡fe! ¡Santo! ¡Nuestro! ¡cuerpos! ¡sufrimiento! ¡magnanimidad! ¡Santa la sobrenatural extrabillante inteligente bondad del alma!

Allen Ginsberg
Nota a pie de página a Aullido

martes, 12 de abril de 2011

John Cage: Anarquista del Silencio

…Pero donde se ha dejado sentir la influencia del Zen de manera más sensible y paradójica es en la vanguardia musical de más allá del océano. Nos referimos en particular a John Cage, la figura más discutida de la música norteamericana (la más paradójica sin duda de toda la música contemporánea), el músico con el cual muchos compositores postwebernianos y electrónicos entran a menudo en polémica sin poder dejar de sentir, sin embargo, su fascinación y el inevitable magisterio de su ejemplo. Cage es el profeta de la desorganización musical, el gran sacerdote de lo casual: la disgregación de las estructuras tradicionales que persigue la nueva música serial con una decisión casi científica encuentra en Cage un destructor carente de toda inhibición. Son conocidos sus conciertos, en los que dos ejecutantes, alternando las emisiones de los sonidos con larguísimos períodos de silencio, arrancan del piano las más heterodoxas sonoridades pellizcando sus cuerdas, golpeando sus flancos y, por último, levantándose y sintonizando una radio en una onda escogida al azar de modo que cualquier aportación sonora (música, palabra o parásitos indiferenciados) pueda insertarse en el hecho interpretado. Al que lo interpela acerca de las finalidades de su música, Cage responde citando a Lao Tzu y advirtiendo al público que sólo chocando con la plena incomprensión y midiendo la propia estulticia podrá éste aprehender el sentido profundo del Tao.

lunes, 11 de abril de 2011

LA VISTA DE LO EFÍMERO














Olor a humo
invade el aire
sobre las tumbas.

Nubla la vista
de lo efímero
en el Sengakuji.

sábado, 9 de abril de 2011

BUDA Y ANANDA

MAR












Espíritu
Es vida
Fluye a través de mí
Interminablemente
Como un río
Sin miedo
A llegar a ser
El mar

Gregory Corso (epitafio escrito su tumba)

viernes, 8 de abril de 2011

SOBRE ARTE (ELMER DIKTONIUS)


El arte le da color a la vida, la vida le da medula al arte.

Uno no debe buscar en el arte un sustituto de la vida.
El arte no es un sucedáneo. Es vida viva.

Si el sentido del arte fuese el de adormecernos, hacernos olvidar la vida, entonces, la mejor obra de arte, la más sencilla seria un martillazo en la cabeza.

Para vivir, una obra de arte no necesita belleza, tampoco fealdad, necesita vida.

La única forma de hablar de arte, es hablar en arte: crear.

En el arte todo está permitido, pero no todo es utilizable.

Si a la obra de arte no le falta nada........es que le sobra algo.

Los hombre odian lo que no entienden y aquello que odian no podrán entenderlo nunca porque la comprensión pasa por el amor.

No me gustan los teólogos ni los estetas.... en resumidas cuentas, no me gustan las celestinas.

No es el arte lo que se debe popularizar, es la necesidad del arte lo que debe hacerse popular.

No deseo que el arte se convierta en una religión, pero, desearía que fuese un motivo fuerte para creer en la vida. En la venidera, aquí en la tierra.

El tirar por la borda todo lo viejo no es todavía crear algo nuevo.... pero, se va por buen camino.

A vosotros os lo deseo, artistas del futuro. Os deseo que tengáis una audacia: la revolucionaria, la que os haga preferir el salto al espacio en busca de un sistema de valores desconocidos, al descanso de la tierra en medio de un lodo que hiede a viejo.

Elmer Diktonius (Suecia)
De su libro "Min Dikt" 1921
Fragmento extraído de la revista Litoral

    miércoles, 6 de abril de 2011

    Shikantaza





    Un hombre como Ryokan era un verdadero monje, un monje de un rango inferior y Shakyamuni era igual. No tenían necesidad de convertirse en jefes de templo, y porque no tenían necesidad de nada es por lo que fueron grandes. ¿Por qué?, Porque poseían la única cosa que no puede ser quemada por el fuego ni sumergida por el agua. Su espíritu era diferente de aquellos que gritan sin cesar: "No empujéis no empujéis", y que se pelean como niños para promover su carreta. Esos incluso ascendidos, continúan siendo pobres.

    Uno de mis amigos que trabaja en el "cuartel General" del zen me dijo: "me vienen a ver individuos extraños, en un primer momento, parecen nobles, pero no hacen más que posternarse para mendigar un puesto. Es totalmente repugnante".

    El Budismo se ha convertido en una cosa curiosa y dice:"La vida total es el pensamiento del no-pensamiento", pero este no-pensamiento se ha convertido en un argumento para triunfar en los propios negocios. !De hecho, podemos volvernos cualquier cosa!.

    Hoy en día dicen "práctica, práctica", pero hay toda clase de prácticas, está la práctica para hacer dinero y la vía del Buddha.

    Entre las vías, está la de los seres infernales y la de los seres hambrientos. Debemos destacar en la vía del Budha y despertar al zen auténtico; para despertar al zen del Tathagata debemos ver los zen inferiores.

    Para mí, la gran suerte de mi vida fue hacer zazen con este cuerpo que hubiera podido convertirse en el de un granuja. Fue también una suerte para todo mi entorno y para todos a quienes hubiera podido engañar o de quienes hubiera podido abusar. Todos quedaron salvados cuando afortunadamente me convertí en monje. Mi devoción viva a Buddha es, para mí, la postura de zazen y el contenido de esta postura de zazen es el ser humano Sawaki. El espíritu loco y complicado de Sawaki se comunica entonces con todos los seres sensibles y, de esta manera, el zazen salva a la humanidad. Cuando afirmamos así la realidad de la devoción viva a Buddha , cuando zazen y Sawaki están en unidad, es una vida entera la que se acaba.

    Esto es la transmisión de los Buddhas y los Patriarcas: sólo sentarse. Más que cualquier técnica humana como la alta iluminación o la profunda introspección, más vale practicar lo que es inaceptable, para el hombre, y no contabilizable: este zazen es el más profundo, el más puro y el más auténtico. En resumen, aquí me siento derecho, este zazen llena el espacio y el tiempo.

    Kodo Sawaki
    Revista Zen nº 10

    martes, 5 de abril de 2011

    EL NOMBRE BUDISTA



    Era la ceremonia de ordenación. El monje principal, muy educado, le preguntó a un discípulo laico:
    Monje: - ¿Qué nombre deseas?
    Discípulo: - ¡Espíritu del herrero!
    Monje: - Perdona, no usamos personas... sólo objetos inanimados.
    Discípulo: - Bueno pues... ¡Espíritu del Herrero Muerto!

    Fuente : mondosdelmundo.blogspot.com/
    Muchas gracias, Fernando

    sábado, 2 de abril de 2011

    EL NIRVANA DE BUDHA



    Bajo sus piernas cruzadas
    cada año el junco reverdeció

    Se volvió una criatura lamentable
    pues no podia aún vivir su muerte

    Pero cuando sus ojos se posaron en la estrella de la mañana

    En la selva de la muerte
    los sollozos y gritos estridentes de los demónios

    Lamentándose en ellos mismos
    dejaron de hacerse sentir

    Poema 4 del Maestro Daichi.