viernes, 29 de noviembre de 2013

la arboleda de Jethavana (fragmento)


.....cuando es amplia la existencia
en el paisaje voluptuoso
las flores pueden brotar
los pájaros pueden cantar.

Los caballos de madera se yerguen
enhiestos en la inmensidad del tiempo,
los bueyes de piedra galopan a lo lejos,
las montañas surgiendo del cielo, son claras,
el gorgogeo del torrente no porduce sonido alguno.

Arriba en la montaña,
los monos aullan 
igual que el rocio empapa la luna de media noche.

En el bosque,
las grullas gritan,
gritan como el viento del alba 
que se enreda con los pinos.

Cuando el viento de primavera se levanta
en el interior del arbor muerto
murmura el dragón.

Cuando el otoño,
las flores mueren y caen
y se dispersan en el frio bosque.

la escalera de jade está cubierta de musgo,
los rostros toman el color de la niebla,
los sonidos y el polvo del mundo
se calman y desvanecen.

Ese sabor único
no hay ninguna manera de atraparlo.

Fuyo Dokai.

martes, 26 de noviembre de 2013

el resurgir de Tanawa

Cuando caes en las profundidades de la fosa, la idea predominante es la de "no saldrás nunca".
Menos mal que las ideas no coinciden con la vida y en el fluir caen como las hojas otoñales.

Las uñas se han agarrado al "aquí y al ahora", de manera que no hay sujeción más firme para el transcurrir vital.

Afortunadamente hay amigos que permanecen a tu lado en tus peores momentos y que ofrecen un corazón abierto que te recuerdan el palpitar y el pulso esencial del vivir.

Agradecer no es de necios y para ellos van este mensaje de espera.
Tanawa



domingo, 24 de noviembre de 2013

manual de limpieza de un monje budista



"La jornada de un monje comienza con la limpieza.
Se barre el interior del templo, el jardín, y se friega el suelo de la sala principal. Pero nosotros no limpiamos porque esté sucio o desordenado sino para librar al espíritu de cualquier sonbra que lo nuble."

Con el Manual de limpieza de un monje budista, Kesuke Matsumoto nos ofrece un texto que combina con gracia y ligereza exquisitamente zen, consejos prácticos y reflexiones filosóficas y espirituales.

**************************************************

En Sesshin, cada dia se hace el samu de limpieza, pero cuando se me va la bola, cuando mi mente lujuriosa de filosofía y poesía, entra en mis mundos ilusorios, es lo que me sienta mejor. Barrer, fregar, limpiar los lavabos etc... es mano de santo, una medicina directa, oportuna, rápida y efectiva.

Humildemente, recomiendo este libro, pues señala un camino que ilumina mi práctica tantas veces egótica.

Sho Gu.

mas información en:



viernes, 22 de noviembre de 2013

el cuchillo del carnicero..


cuarenta y cinco minutos de zazen y se me ha dormido una pierna.
eso debe ser cosa de seres sensibles........(ja!)

pero ¿que cosa es el despertar?,
cuando mi pierna está dormida lo que le pasa es que ha perdido toda sensibilidad,
¿será el despertar un cierto despertar de los sentidos?

si alguna cosa he comprobado en mis años de práctica es que entre otras muchas fenómenos, zazén afila mis sentidos (durante y después de zazén me siento más despierto que de costumbre y más sereno que de costumbre.).

Practicar hasta el último dia.

He visto como algunos practicantes de Zazén, comienzan con mucho ímpetu (generosamente), poco a poco tienen la sensación que han conseguido alguna cosa y hacen zazen de "mantenimiento", digamos con menos intensidad.

esto es un error.

he observado que el carnicero usa cuhillos muy "afilados", y que cada vez que acaba de cortar alguna pieza invariablemente vuelve a afilar su cuchillo.

cuando el cuchillo no está afilado no puede perder el filo, cuando el cuchillo está muy afilado pierde el filo cada vez que se usa.

cuando la mente no está despierta no pierde el despertar, cuando la mente está muy despierta, pierde el despertar cada vez que se usa.

Sho Gu.




jueves, 21 de noviembre de 2013

domingo, 17 de noviembre de 2013

las "vias".......


Lo que más llama mi atención es lo fácil que es a veces escribir, aconsejar, dar cátedra, y lo difícil que es poder aplicar esto a la vida diaria.
Mi trabajo me somete a pruebas constantes de cómo sobreponerme a los problemas, cómo desarrollar los valores que tengo, cómo mejorar cada día como persona y cómo aprender a ser maestro en mi arte. Me encuentro con muchos "alumnos" que necesitan un maestro, con gente que a pesar de no practicar un arte marcial, me deja enseñanzas de todo tipo...y me encuentro con esas personas que realmente me desafían de manera inconsciente a seguir en el sendero, a no dejarme llevar por la ira o la violencia, y a no aceptar esa energía destructiva que los identifica.
Lamentablemente no tengo el temple necesario a veces y muchos de los problemas o de esas acciones negativas me lastiman. Me hacen ver que sigo siendo débil, y hasta me enfermo.
Como dije tantas veces, es muy difícil lograr el equilibrio entre la mente, el espíritu y el cuerpo...uno de ellos siempre se desbalancea...está en nosotros entrenarnos para mantenernos en foco y balanceados.
Hace un tiempo que no puedo entrenar por algunos problemas de salud, y cada día lo necesito más, espero recuperarme pronto para volver al dojo.
Me esfuerzo por mantener el espíritu altivo, por no bajar los brazos, porque la vida perdería sentido y yo dejaría de respetar mis valores si lo hiciera.

Decía Musashi: "Hay ocasiones en las que me siento completamente vacío. Es como estar confinado dentro de una cáscara. Me odio a mi mismo, me digo que no sirvo para nada. Pero al recriminarme y obligarme a seguir adelante, logro romper esa cáscara a patadas, y entonces un nuevo camino se abre ante mi."

Ya teníamos el testimonio de uno de los samurai más grandes de la historia en el que reconocía lo normal que resulta el hecho de ceder ante las adversidades....pero es en esos momentos cuando se manifiesta la autodisciplina...en la práctica, cada uno elabora sus métodos para hacer frente a esos momentos.

Creo que una buena técnica es la autocrítica constructiva, no llegar al odio de si mismo, sino al odio de lo que nos frena de nosotros mismos, lo que nos desalienta de nuestras actitudes. Esa autocrítica nunca debe ser la autoflagelación (como se interpreta en muchos casos), sino la observación ecuánime de lo que sentimos, la búsqueda del error, y el trabajo incansable para eliminar esa actitud y romper esa cáscara que menciona Musashi.

Juan de Marco.

martes, 12 de noviembre de 2013

silencio (pablo neruda)



Yo que crecí dentro de un árbol
tendría mucho que decir,
pero aprendí tanto silencio
que tengo mucho que callar
y eso se conoce creciendo
sin otro goce que crecer,
sin más pasión que la substancia,
sin más acción que la inocencia,
y por dentro el tiempo dorado
hasta que la altura lo llama
para convertirlo en naranja.

Pablo Neruda

viernes, 8 de noviembre de 2013

enderezar lo derecho....


En mi ciudad vivió una persona a la que le llamaban "sianu".
Sianu habia nacido con una malformación congénita, su espalda estaba tordida y su cabeza inclinada a un lado.
Un dia mientras iba en bicicleta, un automobil lo atropelló, cayéndose estrepitosamente sobre la calzada, el conductor, torpe y asustado, lo vió con la cabeza torcida y quiso ponersela derecha, Sianu empezó a gritar  -"no! no! por favor!,  sueltame la cabeza que lo mio es de nacimiento".

 ·············································

La compasión, sin la sabiduría esencial de la naturaleza original de las cosas, es  peligrosa.

Sho Gu.





miércoles, 6 de noviembre de 2013

romper el espejo



El agua pura no tiene mente
sin embargo no existe ninguna imagen
que no se refleje en ella
pero eso tampoco implica
que la imagen exista en si misma.

Rompe el espejo

Por la mañana
Después de tomar ducha fría
me miro al espejo 
- error -!!!
 
Allí, un hombre chistoso,
con el pelo gris, barba blanca, la piel arrugada,

Pobre, viejo, sucio!
-que tristeza-!!! 
No soy yo, no lo soy .
de ninguna manera!

Tierra y vida
Pescando en el mar
Durmiendo en el desierto junto a las estrellas
Construyendo un refugio en las montañas
Cultivando a la manera antigua .
Cantando con coyotes .
Cantando contra la guerra nuclear.

Nunca me cansaré de la vida.

Ahora tengo diecisiete años de edad,
soy joven, encantador.
 
Me siento en silencio en posición de loto,
Meditando, 
meditando para nada.
 
De repente, una voz me llega:

"Para mantenerse joven,
Para salvar al mundo,
Rompe el espejo ".

Nanao Sakaki 

domingo, 3 de noviembre de 2013

déjala bailar....

El Zen solo se puede practicar desde la libertad, somos discípulos no esclavos, somos discípulos no clientes, ni mercado, ni números en una cuenta corriente del Dharma.


***************************************

Este año tras el periodo de práctica del verano, en sus palabras de final de sesshin, mi maestro nos aconsejó que practicáramos, que practicáramos, también con otros maestros, que eso nos enriquecería.
Ese gesto de libertad, de generosidad, de amor sin apego, me hizo saber que efectivamente no me equivoqué al pedirle a él la ordenación.

****************************************

El mayor gesto de amor de un Maestro es desear la iluminación de sus discípulos, aunque no sea con él.